Su nombre es de origen árabe y nos indica la existencia de una fortaleza. Existía ya en el siglo X y fue utilizado por los Banu Qasi que ocupaban Lérida, Barbastro, Monzón y Balaguer. Está situada entre sierras al norte de Monzón y el casco urbano de Calasanz se asienta sobre una superficie rocosa. Su origen nace del castillo que ocupaba una elevada peña, larga y estrecha, en cuya ladera se agrupa el caserío: Calat-Sany o Calat-Sancti (Castillo del Santo). En muchas de sus calles, pintorescas y evocadoras, parece que se ha remansado la época medieval. Tiene tres templos: el parroquial dedicado a San Cipriano, antigua mezquita; la ermita de la Virgen de la Ganza, y el monástico de San Bartolomé, en lo alto del castillo, sobreviviendo entre las ruinas.

Nuestra casa data de mediados del 1700, y posee una larga e intensa historia.  Con más de 1000 m2, y unas instalaciones modernas y confortables, y una amplia variedad de servicios, hemos preparado para ti el lugar idóneo para descansar, para descubrir nuevos parajes, practicar deportes de aventura, ciclismo, treking, senderismo en rutas de campo y/o montaña para maravillarse con su exquisita variedad de flora y fauna autóctona de esta comarca. La Litera, rica en bosques y campos de cultivo de diferentes naturalezas donde predominan las viñas que han dado vida a las diferentes bodegas existentes en la zona y posteriormente creando la denominación de origen de El Somontano.