Disponemos de cuatro habitaciones dobles, tres triples y una suite de 4 plazas. Contamos con unas amplias instalaciones en las que podréis disfrutar de dos salones comedor, salón chimenea, bar, bodega-comedor, sala de juegos niños, sala de billar – futbolín, terraza-jardín, salón de TV con home -cinema y tv satelite, biblioteca, terraza con piscina y una mini granja en la que podréis conocer a nuestros animales, ocas, gallinas, cabras, patos, pavos reales, conejos, etc.

El alojamiento es rústico y confortable adecuado a las necesidades del mundo de hoy con buen gusto y respetando la imagen propia de una casa de estas características. Trato familiar y diferentes opciones de alojamiento, sólo alojamiento ( con acceso libre a cocina para prepararse uno mismo las comidas), alojamiento y desayuno, media pensión o pensión completa según las preferencias del visitante.

En la planta superior del edificio se encuentran las seis habitaciones principales, tres dobles y tres triples, todas ellas cuentan con: baño con ducha, secador y sanitarios de época para que tu estancia en ellas te integre en el pasado. Suelos de madera maciza, mobiliario, cubiertas y cortinas de época hechas a medida y un sin fin de detalles.

Estancias muy tranquilas y cálidas que permiten al visitante descansar tras los gruesos muros de Casa Plana.