Las fiestas patronales tradicionales se celebran para San Cipriano (16 de septiembre). Actualmente se celebra, durante el fin de semana previo o posterior a esta fecha, una comida popular donde asiste un gran número de personas.

Entre los años 50 y 80 se produce una fuerte emigración en la villa. Esto hizo que para las fechas del patrón de Calasanz (San Cipriano – 17 septiembre) el número de habitantes en la población fuera muy reducido. En 1978 los jóvenes del lugar decidieron instaurar la Fiesta Mayor para el mes de agosto, aprovechando que para estas fechas, durante las vacaciones de verano, se juntaban todos los cañutos (naturales de Calasanz) que por una razón u otra habían tenido que emigrar, y la población aumentaba considerablemente.

Desde entonces, cada año se celebra durante el primer fin de semana de agosto la Fiesta Mayor de Calasanz. La fecha de los festejos puede variar de fin de semana en función de las fiestas de los pueblos del rededor (para que no coincidan en fechas) y su duración acostumbra a ser de 4 ó 5 días en función de las actividades organizadas por la Comisión de Fiestas.

Durante 4 días la Comisión de Fiestas (formada por los propios jóvenes del lugar) organiza actividades para todo el rango de edades. Las actividades más tradicionales son:

  • Cena popular
  • Bailes todos los días con sesiones de tarde y noche
  • Ronda Jotera
  • Juegos para niños
  • Trofeo de guiñote
  • Trofeo de palitrocs (palistrocs / palistroques)

Otras de las actividades que se han ido realizando en función del programa de fiestas son:

         
* Partido de fútbol * Competición de tiro al plato * Karaoke * Concurso de tortillas * Caminatas
* Exposiciones * Almuerzos o meriendas populares * Gymkhana * Revista de variedades * Espectáculo deMagia

Otras festividades celebradas en la villa son:

– 24 de agosto (San Bartolomé); se visita la ermita del mismo nombre, existente en lo alto de la colina donde se enclava el casco urbano del municipio, y se realiza una misa en conmemoración.

– Lunes de Pascua; se visita la ermita de Nuestra Señora de la Ganza y se celebra allí una misa. Aprovechando que baja un gran número de vecinos se reparte entre la gente coca y vino y se realiza el sorteo de una Mona de Pascua.