Ha llegado el momento de volver a regalarnos experiencias que nos hagan disfrutar del contacto con la naturaleza, con el arte, con pueblos y gentes… volver a sentir la vida. Para todo esto y mucho más, la provincia de Huesca es el destino perfecto para ti. En Huesca estarás “como en casa… pero a tus anchas”. La riqueza natural, monumental, histórica y gastronómica de la provincia de Huesca son un tesoro a descubrir.

Huesca es una de las provincias más grandes de España y cuenta con un vasto territorio donde las más altas cimas pirenaicas se entrelazan con frondosos valles y donde el desierto de los Monegros, único en Europa, con un ecosistema más propio de las estepas orientales, se extiende hasta la Sierra y Cañones de Guara, una abrupta muralla calcárea que dibuja el límite meridional de los Pirineos.

Naturaleza para disfrutar del deporte

Huesca es Naturaleza con un parque nacional (Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido), tres parques naturales (Valles Occidentales, Sierra y Cañones de Guara y Posets Maladeta) y con múltiples senderos señalizados para todos los niveles harán que conozcas parajes de ensueño con ibones, bosques, ríos salvajes, las cumbres más elevadas del Pirineo. Encontrarás también multitud de senderos de pequeño recorrido próximos a las localidades para pasear y desconectar.

Huesca es bicicleta. Esta provincia es el paraíso para disfrutar sobre una bicicleta, tanto en la modalidad de BTT, enduro, gravel como en carretera. Seis centros BTT, carreteras solitarias y pruebas deportivas como la mítica Quebrantahuesos harán que sientas la libertad que produce practicar este deporte.

Huesca es aventura. Experimenta un buen subidón de adrenalina practicando barranquismo en la Sierra de Guara, con el rafting en los ríos pirenaicos o enganchado a las vías ferratas que encontrarás por todo el territorio. Además, la provincia cuenta con empresas de aventura y turismo activo con una gran profesionalidad, que se han adaptado a los nuevos requerimientos de seguridad necesarios por la pandemia  y que ofertan diferentes actividades en la naturaleza (rutas en bici eléctricas, en vespa, observación aves, senderismo interpretativo, etc.)

Una provincia para toda la familia

Huesca es familia. Junto a tu familia podrás realizar un sinfín de actividades que quedarán guardadas en vuestra memoria. Visitar el Parque faunístico Lacuniacha para ver animales en la naturaleza, Cuevas (como las Cuevas de las Guixas en Villanúa, Cueva del Oso en Tella…) parques de aventura (Selva Oza, Arratiecho, La Gabarda…) o las visitas guiadas especiales para la familia por diferentes parajes son algunas opciones de ocio durante el verano.

Huesca es arte y cultura. En verano, Huesca se transforma en un gran escenario de la mano de la música, el teatro, la danza y el cine. Muestra de ello son el Festival Internacional del Camino de Santiago o el Festival Castillo de Aínsa, entre otros.

Huesca es gastronomía. No olvides tampoco reponer fuerzas en alguno de los muchos restaurantes oscenses, disfrutando de su cocina de calidad, enriquecida con productos de la zona, y reconocida en algunos casos con las estrellas Michelín.

En la web www.huescalamagia.es, en su blog y en sus perfiles sociales en Facebook e Instagram encontrarás mil y una posibilidades para disfrutar de la Magia de Huesca este verano. Además, puedes descargarte la app donde tendrás en tu bolsillo toda la información necesaria para pasar tus vacaciones en Huesca.

Huesca, la magia de… volver. Como en casa, pero a tus anchas.

Fuente: https://www.heraldo.es/